TIPOS DE IGUANAS

La iguana común, "Iguana iguana", se localiza en un área que abarca desde el centro de México hasta el sur del continente. Vive en las inmediaciones de estanques y ríos, a altitudes que varían desde el nivel del mar hasta las montañas. Durante el día, toma el sol en las ramas de los árboles, por lo general sobre el agua para, si aparece algún peligro, poder saltar al río o al estanque ( a veces, desde alturas considerables), sumergirse y permanecer en el fondo durante muchos minutos. Corre con rapidez y también es buena trepadora, nadadora y buceadora.
En la zona del Caribe, las especies insulares terrestres del género "Cyclura" han permanecido aisladas entre sí durante el tiempo suficiente para que la evolución haya creado varias formas diferentes. Todas ellas, ciertamente primitivas, tienen una estructura similar, viven en el suelo y se alimentan de vegetación y de animales pequeños. Como excepción, en las Pequeñas Antillas y en las islas Vírgenes, cerca del norte de Sudamérica, las iguanas terrestres han desaparecido y sólo se conocen a través de fósiles encontrados en cuevas. Su lugar lo ocupa hoy la iguana común, seguramente tras vencer en la competencia que se entabló al superponerse las áreas de distribución respectivas.
 Una forma del Pacífico, la iguana mandarina, Amblyrhynchus cristatus, ha evolucionado en varias de las islas Galápagos. La falta de enemigos naturales hace que el reptil no muestre ningún miedo al hombre, pero el inhóspito medio ha producido algunas alteraciones de su diseño básico, y ha dado lugar a un reptil único. Aunque presenta una actitud territorial muy viable y fuerte (pero mal entendida), forma grandes manadas, a veces apiladas en muchas capas sobre rocas costeras de lava. Es herbívora pero se alimenta principalmente de diversas algas que crecen en la base de los arrecifes y en vastos "campos" sumergidos. Se zambulle para pastar sobre los lechos de algas, y es el único saurio que se ha adaptado a un medio marino.